La llorona de Honduras

La Llorona es una de las leyendas más conocidas y difundidas de Honduras. Junto con La Sucia, este espectro atemoriza a la región circundante a riberas y ríos. Se dice que La Llorona aparece por las tardes y noches, sobre todo cuando image080hay luna llena. Se la puede ver caminando sin rumbo alguno, con un vestido blanco brillante, un velo en el rostro, gritando desgarradoramente y clamando “¡Ay, mis hijos!” a cada instante.

Los campesinos son los más afectados por esta aparición, pues ellos creen firmemente que esta leyenda es real. Dicen que es muy común encontrarse con la llorona. Los mismos lugareños cuentan que se trata del espíritu en pena de una mujer que enloqueció y ahogo a sus hijos en el rio. Luego de realizar este espantoso acto decidió quitarse la vida. Ahora su alma vaga sin consuelo, su castigo es mantenerse por siempre en este mundo sufriendo por sus hijos perdidos.

Esta aparición es realmente peligrosa, pues intenta ahora a todas las personas que se encuentra cerca de un rio. Algunos dicen que es porque confunde a cualquiera que pasa con sus propios hijos, otros aseguran que lo hace por pura maldad. Lo cierto, es que nadie debe andar de noche cerca del rio en zonas campestres, mucho menos en Luna Llena, pues dicen que en esas noches en particular es cuando tiene aún más poder.