El origen de la llorona de Colombia

En Colombia hay muchas versiones diferentes, pero en principio se trata de una mujer con cabello negro y rizado que camina con un vestido hasta los talones y con un niño en brazos. Este parece un ángel pero tiene su mirada clavada en la image072madre como si ella hubiera sido quien le quitó la vida. Esta alma vaga y grita del dolor que le causa la muerte de su hijo, se paran grillos en su cabello y tiene también la cara como una horrible calavera que dentro de sus ojos alberga bolas de fuego que no se apagan.

Algunos nombres que se le dan a este espíritu son “La María Pardo”, o bien “la Tarumama”. Esta última tiene la diferencia de que es una mujer anciana y horrenda que lleva en lugar de pies cascos de mula y luego tiene también pechos tan grandes que tira en la espalda, esta mujer vaga en la tierra porque tuvo un hijo sin estar casada y tuvo que tapar toda vergüenza que le causó este pecado. Se dice también de la llorona que ella está caminando en las calles y gritando por sus hijos, así como quejidos para que se acerquen a ella las personas. Por otro lado, también se piensa que solamente está dentro de los cementerios y que tiene en sus manos una vela, pero no deja de llorar por la pérdida de su hijo. La mayoría de las versiones de la llorona solo vagan para lamentarse por su pasado, pero sin embargo no le hacen daño a las personas, al menos que la vean a la cara.